• Demo

Kathleen Laplante olvidó a Dios, se divorció, perdió a sus hijos, bordeó el suicidio... pero Dios volvió a buscarla

La historia de Kathleen Laplante no tiene nada de extraordinario. Es justo lo tristemente habitual de casos parecidos lo que da valor a su testimonio

31 de julio de 2011.- "Lo recuerdo con claridad. Mi marido y yo decidimos dejar la Iglesia". Así empezó la cuesta abajo de Kathleen Laplante, que formaba junto a su esposo un matrimonio joven, católico, que poco a poco se había dejado imbuir de las ideas ambientes, y había pasado a defenderlas con acritud.De hecho, su primera iniciativa tras tomar esa decisión fue convocar a los padres de él, católicos también, para escandalizarles. Acababan de tener su primer hijo, y con él en los brazos Kathleen formuló ante su suegra una agresiva defensa del aborto, sorprendente en una madre primeriza que abraza a su recién nacido: "¿Quiénes se creen en la Iglesia católica que son para decirme que no puedo abortar si quiero hacerlo?".

"El demonio había ganado", afirma ahora Kathleen: "¿Cómo si no podía sostener, con el fruto de mi barriga en las manos, que habría podido abortarlo si hubiese querido?Estábamos esclavizados a los mensajes insidiosos de un mundo secularizado, y defendíamos que las mujeres debían poder ser sacerdotes y las parejas homosexuales adoptar hijos, que la confesión era innecesaria y que ver al Papa como un rey era algo arcaico y ridículo:¿quién era él para decirnos que no podíamos practicar el sexo antes del matrimonio o practicar el control de natalidad?".

La paga del Reino es igual para todos / Por Raniero Cantalamessa, OFM Cap.

"Id también vosotros a mi viña": XXV Domingo del tiempo ordinario

Isaías 55, 6-9; Filipenses 1,20c-27a; Mateo 20 1-16ª

17 de septiembre de 2011.- La parábola de los trabajadores enviados a trabajar en la viña en horas distintas del día ha creado siempre grandes dificultades a los lectores del Evangelio. ¿Es aceptable la manera de actuar del dueño, que da la misma paga a quienes han trabajado una hora y a quienes han trabajado una jornada entera? ¿No viola el principio de la justa recompensa? Los sindicatos hoy se sublevarían a quien se comportara como ese patrón.

Interioriza el Evangelio del domingo en vídeo

La Cruz que no aplasta, sino que ensalza / Por Raniero Cantalamessa, OFM Cap.

Igual que Moisés levantó una serpiente en el desierto...: La Exaltación de la Santa Cruz

Números  21, 4-9; Filipenses 2, 6-11; Juan 3, 13-17

14 de septiembre de 2011.- Actualmente la cruz ya no se presenta a los fieles en su aspecto de sufrimiento, de dura necesidad de la vida o incluso como un camino para seguir a Cristo, sino en su aspecto glorioso, como motivo de honor, no de llanto. Ante todo digamos algo sobre el origen de esta fiesta. Recuerda dos acontecimientos distantes en el tiempo. El primero es la inauguración, por parte del emperador Constantino, de dos basílicas, una en el Gólgota, otra en el sepulcro de Cristo, en el año 325. El otro suceso, en el siglo VII, es la victoria cristiana contra los persas, que llevó a la recuperación de las reliquias de la cruz y su devolución triunfal a Jerusalén. Sin embargo con el paso del tiempo la fiesta ha adquirido un significado autónomo. Se ha convertido en una celebración gloriosa del misterio de la cruz, que siendo instrumento de ignominia y de suplicio, Cristo transformó en instrumento de salvación.

Las lecturas reflejan esta perspectiva. La segunda lectura vuelve a proponer el célebre himno de la Carta a los Filipenses, donde se contempla la cruz como el motivo de la mayor "exaltación" de Cristo: "Se humilló a sí mismo, obedeciendo hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios le exaltó y le otorgó el Nombre que está sobre todo nombre. Para que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en los cielos, en la tierra y en los abismos, y toda lengua confiese que Cristo Jesús es SEÑOR para gloria de Dios Padre". También el Evangelio habla de la cruz como del momento en el que "el Hijo del hombre ha sino levantado para que todo el que crea tenga por Él vida eterna".

Es preciso negarse a sí mismo para poder vivir / Por Raniero Cantalamessa, OFM cap.

Quien quiera venir tras de mí, niéguese a sí mismo: XXII Domingo del tiempo ordinario

Jeremías 20, 7-9; Romanos 12, 1-2; Mateo 16, 21-27

27 de agosto de 2011.- En el evangelio de este domingo escuchamos a Jesús que dice: “Si alguien quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, coja su cruz y me siga. Porque quien quiera salvar su vida la perderá, pero quien pierda su vida por causa mía, la encontrará”.

¿Qué significa “negarse a sí mismo”? Es más, ¿por qué hay que negarse a sí mismo? Conocemos la indignación que suscitaba en el filósofo Nietzsche esta exigencia del Evangelio. Comienzo respondiendo con un ejemplo. Durante la persecución nazi, muchos trenes cargados de hebreos partían desde todas partes de Europa hacia los campos de exterminio. Se les convencía de subir a ellos con falsas promesas de llevarlos a lugares mejores por su bien, mientras que en cambio se les llevaba a la destrucción. A veces sucedía que en alguna parada del convoy, alguien que sabía la verdad gritaba a escondidas a los pasajeros: bajad, huid. Y alguno lo conseguía.

Interioriza el Evangelio del domingo en vídeo

Dios escucha incluso cuando no escucha / Por Raniero Cantalamessa, OFM Cap.

Una mujer cananea se puso a gritar: XX Domingo del tiempo ordinario

Isaías 56, 1.6-7; Romanos 11, 13-15.29-32; Mateo 15, 21-28

13 de agosto de 2011.- Si Jesús hubiera escuchado a la mujer cananea a la primera petición, sólo habría conseguido la liberación de la hija. Habría pasado la vida con menos problemas. Pero todo hubiera acabado en eso y al final madre e hija morirían sin dejar huella de sí. Sin embargo, de este modo su fe creció, se purificó, hasta arrancar de Jesús ese grito final de entusiasmo: "Mujer, grande es tu fe; que te suceda como deseas". Desde aquel instante, constata el Evangelio, su hija quedó curada. Pero, ¿qué le sucedió durante su encuentro con Jesús? Un milagro mucho más grande que el de la curación de la hija. Aquella mujer se convirtió en una "creyente", una de las primeras creyentes procedentes del paganismo. Una pionera de la fe cristiana. Nuestra predecesora.

El cardenal Kazimierz Świątek estuvo diez años en Siberia, le dijo misa hasta a sus guardianes y hoy el Papa llora su muerte

* Ha fallecido a los 96 años y publicamos el relato del testimonio de su vida martirial contado en primera persona por él mismo en una entrevista concedida en 1997 a la agencia Zenit

24 de julio de 2011.-  A los 96 años de edad, ha fallecido en Pinsk (Bielorrusia) el cardenal Kazimierz Świątek, un mártir viviente, que sobrevivió a diez años de trabajos forzados en los gulag siberianos, y que supo acompañar durante décadas a una Iglesia perseguida detrás del Telón de Acero. No sólo fue un símbolo de la resistencia durante la persecución religiosa en la era comunista: el anciano cardenal fue también una figura clave en la reconstrucción y florecimiento del catolicismo bielorruso. El 9 de julio de 1997, el anciano cardenal concedía a la entonces recién nacida agencia ZENIT una larga entrevista en la que contaba, en primera persona, su vida. Volvemos a ofrecer, catorce años después, este precioso testimonio de fe.

Cuando la vida es zarandeada por las olas / Por Raniero Cantalamessa, OFM Cap.

La barca zarandeada por las olas: XIX Domingo del tiempo ordinario

1 Reyes 19, 9a.11-13a; Romanos 9, 1-5; Mateo 14, 22-33

6 de agosto de 2011.- Los hechos del Evangelio no han sido escritos sólo para ser contados, sino también para ser revividos. A quien les escucha se le invita cada vez a entrar dentro de la página del Evangelio, a convertirse de espectador en actor, a ser parte en causa. La Iglesia primitiva nos da el ejemplo. La manera en que se cuenta el episodio de la tempestad calmada muestra que la comunidad cristiana lo aplicó a su propia situación. En aquella tarde, cuando había despedido a la multitud, Jesús había subido solo al monte para rezar; ahora, en el momento en el que Mateo escribe su Evangelio, Jesús se ha despedido de sus discípulos y ha ascendido al cielo, donde vive rezando e "intercediendo" por los suyos. En aquella tarde echó mar adentro la barca; ahora ha echado a la Iglesia en el gran mar del mundo. Entonces se había levantado un fuerte viento contrario; ahora la Iglesia vive sus primeras experiencias de persecución.

Interioriza el Evangelio del domingo en vídeo

El picnic más feliz de la historia / Por Raniero Cantalamessa, OFM Cap

Todos comieron y quedaron saciados: XVIII Domingo del tiempo ordinario

 Isaías 55, 1-3; Romanos 8,35.37-30; Mateo 14, 13-21

31 de julio de 2011.- Un día Jesús se había retirado en un lugar solitario, en la orilla del mar de Galilea. Pero cuando se disponía a desembarcar, encontró una gran multitud que le esperaba. "Sintió compasión de ellos y curó a sus enfermos". Los habló del Reino de Dios. Ahora bien, mientras tanto se hizo de noche. Los apóstoles le sugirieron que despidiera a la muchedumbre, para que pudieran encontrar algo para comer en los pueblos cercanos. Pero Jesús les dejó de piedra, diciéndoles en alto para que todos escucharan: "Dadles vosotros de comer". "No tenemos aquí más que cinco panes y dos peces", le responden desconcertados. Jesús pide que se los lleven. Invita a todos a sentarse. Toma los cinco panes y los dos peces, reza, da gracias al Padre, después ordena distribuir todo a la multitud. "Comieron todos y se saciaron, y recogieron de los trozos sobrantes doce canastos llenos". Eran unos 5.000 hombres, sin contar mujeres y niños, dice el Evangelio. ¡Fue el picnic más feliz en la historia del mundo!

Interioriza el Evangelio del domingo en vídeo

John-Henry Westen, editor de Life Site News: "Mi padre, el ejemplo que me llevó a Cristo y a su verdad sobre la vida"

"Era su vida la que me habló, especialmente la persecución y el ridículo que él recibió por ser fiel, por decir las verdades socialmente incómodas sobre las consecuencias eternas del pecado. Fue suficiente su amor hacia mí para decirme la verdad, inclusive cuando me burlé de él por ello"

21 de julio de 2011.- (John-Henry Westen / Notifam) Cuando yo era un niño que crecía en Toronto, la vida era magnifica. Si bien había discordia en la familia, mi padre, Henry Westen, era como una roca. Mi difunto padre fue un católico devoto y fiel que asistía a Misa todos los días y nunca dejó pasar un día sin rezar el rosario. Era generoso hasta la exageración, cariñoso y amable. Él nos llevó – a mi hermano Marcos y a mí (y eventualmente a Miriam, mi hermana más joven) – a la escuela, nos ayudaba con las tareas para el hogar y él tenía dos trabajos para poder enviarnos a escuelas privadas católicas.

Pero cuando llegué a la adolescencia mi vida dio un giro hacia lo peor. Amigos, tanto en el barrio como en la escuela, me introdujeron en la pornografía y en las malas palabras, para vivir una vida sin Dios y dudando de su propia existencia. Pronto yo estaba en el otro lado, viviendo una vida lejos de Cristo y de su verdad.Al principio me acuerdo que agarraba boletines eclesiales de la Misa de los domingos antes de ir a las salas de billar con mis amigos, así yo podía “demostrar” a papá que había estado en la Misa. Pues aunque él era afable, muy generoso y amable, hizo todo lo posible para insistir en lo esencial, lo que consideraba que eran las obligaciones de la fe. Inclusive cuando yo era niño él me decía: “preferiría verte morir en este momento que caer en una vida de pecado”. Era un hombre ridiculizado por su fe “extrema”, tanto por sus colegas y amigos e inclusive por su propia familia.

El juicio, motivo de consuelo / Por Raniero Cantalamessa, OFM Cap.

El trigo y la cizaña: XV Domingo del tiempo ordinario

 Isaías 55, 10-11; Romanos 8, 18-23; Mateo 13, 1-23

17 de julio de 2011.- Con tres parábolas, Jesús presenta en el Evangelio la situación de la Iglesia en el mundo. La parábola del grano de mostaza que se convierte en un árbol indica el crecimiento del Reino, no tanto en extensión, sino en intensidad; indica la fuerza transformadora del Evangelio que "levanta" la masa y la prepara para convertirse en pan.

Interioriza el Evangelio del domingo en vídeo

Un Dios de palabra / Por Raniero Cantalamessa, OFM Cap.

 XV Domingo del tiempo ordinario

 Isaías 55, 10-11; Romanos 8, 18-23; Mateo 13, 1-23

10 de julio de 2011.- Las lecturas de este domingo hablan de la Palabra de Dios con dos imágenes entrelazadas: la de la lluvia y la de la semilla. Isaías, en la primera, lectura compara la Palabra de Dios con la lluvia que baja del cielo y no vuelve sin haber regado y hecho germinar las semillas; Jesús en el Evangelio habla de la Palabra de Dios como de una semilla que cae en terrenos distintos y que produce fruto. La Palabra de Dios es semilla porque genera la vida y es lluvia que alimenta la vida, que permite a la semilla germinar.

Interioriza el Evangelio del domingo en vídeo

Ulpiano, polícia nacional de Granada: Entró en una depresión, se pegó un tiro y su vida cambió al estar «toda llena de Jesús»

* "En una de mis visitas al psiquiatra me dijo: El tratamiento que tienes puesto es correcto, sigue con él y reza"

* "Comencé por acompañar a mi mujer a la Eucaristía, al principio casi con vergüenza y sin entender nada, las lecturas me sonaban a chino, pero yo tenía que darle su tiempo a esa "MEDICINA" y sobre todo insistir y llevar bien el tratamiento, nada de dejar pasar tomas y llevar el tratamiento a mi manera. Empecé a pedirle a Jesús (y le pido todavía hoy) que quiero ser un cristiano auténtico, sin cumplimientos ni fingimientos. Nos fuimos acercando mi mujer y yo (aunque tengo que decir que ella nunco estuvo retirada de Dios) a grupos donde nos pudiéramos ir llenando de El. Me compré una Biblia que al principio tenía en casa un poco escondida y de "tapadillo", hoy está encima de la mesa disputando puesto con el mando de la tele"

17 de julio de 2011.-  (Ulpiano / Renovación Carismática Católica de EspañaYo era una persona que mi religiosidad se encontraba bajo mínimos, algunas veces me había preguntado ¿pero, en que creo yo ya?. Mis entradas en la Iglesia eran por mero cumplimiento. Hace aproximadamente tres años sufrí una fuerte depresión e intenté quitarme la vida dándome un tiro en el corazón (soy policía nacional). La bala tuvo entrada por la parte superior izquierda del pecho y salida por la espalda pero con tal limpieza que no me dejó secuelas físicas ningunas, pero sí psíquicas. Mi mujer y mis hijos trataban de ayudarme pero yo no terminaba de estar bien. Visité varios psicólogos y psiquiatras, salía aparentemente bien de las consultas, pero la verdad es que no estaba bien.

La Comunidad Cenáculo ha abierto la primera casa en España para recuperar jóvenes drogadictos y con dificultades con oración, trabajo y amistad

12 de Julio de 2011.- (Escuchar la Voz del Señor / Camino Católico.org José Ángel Saiz Meneses, obispo de Terrassa, Catalunya, presidió la misa en la parroquia de San Cristóbal de Fogars de Montclús con motivo de la apertura en la misma de la primera casa de la Comunidad Cenáculo en España para hombres el sábado día 2 de julio. Concelebraron entre otros el  padre Ignacio Fuster, rector de la parroquia y el Padre Stefano, miembro de la Comunidad Cenáculo. Más de cien personas de los Amigos del Cenáculo en España asistieron al acto.

El responsable de la fraternidad de la Comunidad Cenáculo en San Cristóbal de Fogars de Montclús es el madrileño Juan García de 39 años que explica en el vídeo que publicamos cómo se vive diariamente en el Cenáculo y los requisitos necesarios para poder  realizar una experiencia.  Debe tenerse en cuenta que la Comunidad Cenáculo no sigue ningún programa con profesionales y terapias para recuperar a las personas de sus fracasos vitales, sino que únicamente se convive en el trabajo, la amistad y la oración de forma cotidiana.

Actualmente en la fraternidad española de la diócesis de Terrassa de San Cristóbal de Fogars de Montclús han empezado a vivir 12 chicos. Los jóvenes de España que deseen realizar una experiencia de vida en la Comunidad Cenáculo serán destinados durante algunos meses a la casa de Lourdes en Francia, puesto que el primer objetivo es consolidar la fraternidad aquí  en España con los primeros 12 muchachos que han llegado para luego poder iniciar progresivamente la acogida de otros.

María Esposito, madre de familia, asegura que por intercesión de Pío XII se curó de agresivo cáncer y la familia ha recibido la gracia de la oración diaria

12 de julio de 2011.- En julio de 2005, María Esposito tenía 36 años de edad, estaba embarazada de su segundo hijo y le diagnosticaron linfoma de Burkitt, una agresiva leucemia que podía terminar con su vida. Pesaba solo 42 kilos, acudió junto a su familia a la intercesión del Papa Pío XII y después de la primera sesión de quimioterapia se curó completamente.

Junto a su esposo Umberto, María llegó a Roma para dar testimonio de su curación por la apertura del nuevo Museo dedicado a Pío XII, el Papa que lideró a la Iglesia entre 1939 -1958, durante el difícil periodo de la Segunda Guerra Mundial y que con frecuencia es acusado -sin sustento histórico- de no haber hecho lo suficiente por los judíos víctimas de los nazis.

"Estoy convencida de que mi curación es un milagro gracias a la intercesión del Papa Pío XII. Me escuchó. Todos los que rezaron fueron escuchados", asegura la maestra en declaraciones a ACI Prensa.

Celebrando el misterio de la Eucaristía / Por Raniero Cantalamessa Ofmcap.

26 de mayo de 2011.- En la meditación realizada en la Parroquia de la Purísima Concepción en Barcelona, el 4 de marzo de 2007, durante la Cuaresma, el padre Rainiero Cantalamessa profundiza en una catequesis mistagógica el misterio de la Santa Misa. Explica la litúrgia de la Palabra que se hace viva y nos envuelve en interacción con Dios que habla. También se refiere a la Plegaria Eucarística que por el poder del Espíritu Santo crea la presencia del Cuerpo real de Cristo resucitado, que se inmola por nosotros y nos transfigura, y el Cuerpo Místico, Cuerpo de su Iglesia del cual Él es la Cabeza. Acaba meditando sobre la Comunión con estos dos Cuerpos, que nos abre a la continuación del Misterio Eucarístico en la vida. Una importante enseñanza que conviene interiorizar, de la cual ofrecemos el vídeo y el texto integro.

«El amor evangélico es el gran ausente de las sectas»

Autor: Raniero Cantalamessa Ofmcap.

Yo soy el Buen Pastor: IV Domingo de Pascua

     Hechos 2,14a.36-41; 1 Pedro 2, 20b-25; Juan 10, 1-10

15 de mayo de 2011.- Este es el domingo del Buen Pastor, pero por una vez no es en Él en quien vamos a concentrar la atención, sino más bien en su antagonista. ¿Quién es el personaje definido «ladrón» y «extraño»? Jesús piensa, en primer lugar, en los falsos profetas y en los pseudomesías de su tiempo que se hacían pasar por enviados de Dios y liberadores del pueblo, mientras que en realidad no hacían más que mandar a la gente a morir por ellos. Hoy estos «extraños» que no entran por la puerta, sino que se introducen en el redil a hurtadillas, que «roban» las ovejas y las «matan», son visionarios fanáticos o astutos aprovechados que especulan con la buena fe y la ingenuidad de la gente. Me refiero a fundadores o jefes de sectas religiosas que pululan por el mundo.

Interioriza el Evangelio del domingo en vídeo  

«La Biblia no está escrita para hacer ciencia, sino para dar salvación»

Autor: Raniero Cantalamessa Ofmcap.

Les explicó las Escrituras: III Domingo de Pascua

      Hechos 2, 14a.22-28;1 Pedro 1, 17-21; Lucas 24, 13-35

7 de mayo de 2011.- «¿Acaso no ardía nuestro corazón mientras hablaba con nosotros, en el camino, cuando nos explicaba las Escrituras?». Deseamos reflexionar precisamente sobre este punto del Evangelio relativo a los discípulos de Emaús: las Escrituras. Hay dos modos de acercarse a la Biblia. El primero es considerarla un libro antiguo, lleno de sabiduría religiosa, de valores morales y también de poesía. Desde este punto de vista es absolutamente el libro más importante para comprender nuestra cultura occidental y la religión judeo-cristiana. Es también el libro más impreso y más leído de toda la humanidad.

Interioriza el Evangelio del domingo en vídeo

La riqueza de los pobres de espíritu / Por Raniero Cantalamessa, OFM Cap.

Autor: Raniero Cantalamessa Ofmcap.

Bienaventurados los pobres de espíritu: IV Domingo del Tiempo Ordinario

Sofonías 2,3; 3, 12-13; 1 Corintios 1, 26-31; Mateo 5, 1-12a

30 de enero de 2011.- El Evangelio de este domingo propone el pasaje de las Bienaventuranzas y comienza con la célebre frase: «Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos». La afirmación «bienaventurados los pobres de espíritu» con frecuencia se malentiende hoy, o incluso se cita con alguna risita de compasión, como si fuera para la credulidad de los ingenuos. Pero Jesús jamás dijo simplemente: «¡Bienaventurados los pobres de espíritu!»; nunca soñó pronunciar algo así. Dijo: «Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos», que es muy distinto. Se tergiversa completamente el pensamiento de Jesús y se banaliza cuando se cita su frase a medias. Ay de separar la bienaventuranza de su motivo. Sería, por poner un ejemplo gramatical, como si uno pronunciara una prótasis sin que siguiera apódosis alguna. Supongamos que se dice: «El que siembra...»; ¿se entiende algo? ¡Nada! Pero si añade: «cosecha», inmediatamente todo se aclara. También si Jesús hubiera dicho sólo: «¡Bienaventurados los pobres!», sonaría absurdo, pero cuando añade: «porque de ellos es el Reino de los Cielos», todo se hace comprensible. 


Interioriza el Evangelio del domingo en vídeo


Fabio Sghedoni, empresario, se convierte en Medjugorje y construye una ciudadela para jóvenes marginados

      * "He gastado 10 millones de euros para corresponder a la fe encontrada"

      * ”Me encontré solo en Medjugorje, sin nada, sin conocer el idioma. Participé con los demás peregrinos en la adoración eucarística, subí por primera vez al Podbrdo, conocí a una de las videntes, Vicka. Y, mientras ella hablaba, relatando las apariciones del Virgen y sus mensajes que llaman a la conversión, comencé a llorar desconsoladamente. Descubrí en ese momento lo que significaba advertir el amor de Dios...»

30 de junio de 2011.- «Antes de venir aquí, iba a misa sólo en Navidad y en Pascua. Llegué a Medjugorje solo, un mes después de los atentados a las Torres Gemelas, en el 2001, un evento que me había afectado. Para mí fue como volver a casa, reencontrarme conmigo mismo y con la verdadera paz. Esa primera vez, cuando llegó el momento de regresar, estaba aterrorizado, temía que la felicidad que había experimentado desapareciera...»

Es casi mediodía y el sol calienta las piedras marrones del monte Podbrdo, la colina de las apariciones, donde hace treinta años en junio, algunos jóvenes de este pequeño pueblo perdido de Herzegovina contaron haber visto por primera vez a la «Gospa», la «Reina de la paz». Hay un hombre que recorre el sendero en subida con los pies descalzos, desgranando el rosario. Se llama Fabio Sghedoni, tiene 46 años, estácasado, tiene cuatro hijos y es uno de los titulares de Kerakoll, la empresa de Sassuolo que factura 350 millones de euros por año en ocho plantas europeas con más de mil empleados, que produce cola para azulejos y la exporta a todo el mundo.

“La respuesta cristiana al racionalismo"

Autor: Raniero Cantalamessa Ofmcap.

* Tercera predicación de Adviento del Predicador de la Casa Pontificia al Papa Benedicto XVI y a la Curia Romana en la cual ha afirmado que occidente puede recuperar el sentido de lo sagrado

“DISPUESTOS A DAR RAZÓN DE LA ESPERANZA QUE HAY EN NOSOTROS”

(1 Pedro 3,15)


raniero_cantalamessa_en_la_tercera_predicacin_de_adviento.jpg22 de diciembre de 2010.- Frente al secularismo que gana terreno en las sociedades occidentales, la nueva evangelización “pasa también a través de una recuperación del sentido de lo sagrado”.  Así lo afirmó el viernes 17 de diciembre de 2010 el padre Raniero Cantalamessa, OFM Cap., durante su tercera y última predicación de Adviento a la Curia Romana, que pronunció en la Capilla Redemptoris Mater del Vaticano. El predicador enfocó, después del cientificismo y del secularismo, el tercer obstáculo que, “hace a gran parte de la cultura moderna 'refractaria' al Evangelio”, y que identificó con el racionalismo.

“El terreno cultural del racionalismo – su causa y al mismo tiempo su efecto – es la pérdida del sentido de lo sagrado, es necesario por ello que la Iglesia ayude a los hombres a remontar la pendiente y redescubrir la presencia y la belleza de lo sagrado en el mundo”, afirmó. El padre Cantalamessa, como en sus dos meditaciones anteriores, acudió a los escritos del recientemente beatificado cardenal John Henry Newman, en este caso a su memorable discurso de 1831 titulado The Usurpation of Raison.  Esta usurpación, o prevaricación, de la razón, consiste según el pensador inglés en “ese cierto difundido abuso de esta facultad que se verifica cada vez que uno se ocupa de religión sin un adecuado conocimiento íntimo, o sin el debido respeto por los primeros principios propios a ella”.

Esto provoca dos actitudes en el racionalismo, señala Cantalamessa: por un lado, “la tendencia, por así decirlo, imperialista, de la razón de someter todo aspecto de la realidad a sus propios principios”; y por otro, una cierta “autosuficiencia”. Publicamos el texto integro de su meditación.
Vídeo-resumen

Si no se carga el vídeo pincha AQUÍ


Nora, austriaca: Era atea, anoréxica y dependiente de fármacos y ha tenido un encuentro con Cristo que la ha sanado en la Comunidad Cenáculo

 * ”Encontré la fe, que antes no la conocía porque era atea. En el pasado, para mí creer en Dios significaba ser débil, en cambio, descubrí que la fe es la fuerza que te permite decirte que eres débil y que necesitas ayuda”

* ”Me ayudo ver cuánta esperanza tenían las chicas gracias a la oración y me fascinaba el hecho de no poder entender solo con mi mente la grandeza de Dios. Me hizo mucho bien sentirme pequeña delante de Él y necesitada de su Misericordia. Cuando caía en mi negatividad, en la vergüenza de verme imperfecta, aprendí a buscarlo y a decirme la verdad delante de Él”

 24 de junio de 2011.- (Nora / Comunidad Cenáculo) Estoy feliz de poder contar mi historia, porque hoy sé que fue la llave para abrir mi corazón a la misericordia de Dios, que me dio la esperanza de poder cambiar. Me llamo Nora, tengo veintiocho años y soy de Viena, Austria. Entré en la Comunidad Cenáculo por diversos motivos que me llevaban a no amarme ni aceptarme. Al comenzar mi adolescencia sentía un profundo vacío dentro de mí que se manifestaba en la anorexia. En poco tiempo me aislé de todo y de todos., no quería que me molesten, vivía en mi mundo, me pesaba ser prisionera de mi propio cuerpo. Me trataba a mí misma con dureza, pero en la relación con los demás me sentía frágil e insegura, pensaba que no era inteligente, bella o fuerte como mis coetáneos.

Me alejé mucho de mi familia y fue cada vez más difícil socializar. En esa época comencé a beber y todo se empeoró con el divorcio de mis padres, cuando yo tenía dieciocho años. Quería parecer dura, no quería sentir el dolor, las inseguridades, el miedo y todo el sentimiento de culpa. Comencé a tomar fármacos antidepresivos, calmantes, y caí en la oscuridad de las tinieblas. Gracias a Dios, mi padre y su compañera me vieron, me llevaron a su casa por un año y me ayudaron mucho.

María Luisa Ruiz Jarabo, tetrapléjica: “Dios me ha regalado una vida más completa que la anterior”

 * ”Recuerdo un día que mi padre me dijo las palabras mágicas: “No sabemos lo que va a pasar, estás en las manos de Dios”. Y yo pensé: “¿De verdad?, ¡qué suerte tengo!””

 * ”A partir de ahí viví con una paz increíble porque estaba en manos de Quien más me quiere. Cualquier cosa que me pudiera pasar a partir de entonces estaba claro que sería lo mejor para mí. Asimilé mi tetraplejia sin dramas gracias a una serenidad que me vino de Dios, quizá en el mismo momento del accidente. Me he vuelto modelable a lo que Dios me tenía preparado” 

* ”He conocido a Dios. Él ha entrado en mi vida. Yo era católica pero no practicaba demasiado; lo tenía algo aparcado. Le rezaba en época de exámenes pero poco más. Era muy tibia” 

18 de junio de 2011.- Hace 13 años sufrió un accidente esquiando en Sierra Nevada. María Luisa Ruiz Jarabo se quedó tetrapléjica a los 33 años de edad. Pero ella no mira atrás. Dice que la silla de ruedas ha mejorado su vida porque le ha permitido conocer a mucha gente especial y también conocer “lo mejor”: a Dios. Todos los veranos ayuda a mutilados por las minas en Camboya. No teme a nada y hasta ha vuelto a esquiar. La suya es la historia de una “vida digna”.

Jesús, el tesoro escondido y la perla preciosa / Por Raniero Cantalamessa, OFM Cap.

XVII Domingo del tiempo ordinario

1 Reyes 3,5.7-12; Romanos 8,28-30; Mateo 13, 44-52

 24 de julio de 2011.- ¿Qué quería decir Jesús con las dos parábolas del tesoro escondido y de la perla preciosa? Más o menos esto: ha sonado la hora decisiva de la historia. ¡Ha llegado a la tierra el Reino de Dios! En concreto, se trata de Él, de su venida a la tierra. El tesoro escondido, la perla preciosa no es otra cosa que el mismo Jesús. Es como si Jesús con esas parábolas quisiera decir: la salvación os ha llegado gratuitamente, por iniciativa de Dios, tomad la decisión, aprovechad la oportunidad, no dejéis que se os escape. Es el tiempo de la decisión.

Interioriza el Evangelio del domingo en vídeo

Juan García rescatado por Dios de la drogadicción, pese a no tener fe, en la Comunidad Cenáculo

* Es el responsable de la primera casa en España de esta Asociación Internacional de Fieles laicos de Derecho Pontificio dedicada o ofrecer un experiencia vital a jóvenes con problemas de adicciones con una convivencia familiar basada en el trabajo, la oración y la amistad

* “Mi hermano me decía: “Ve delante de la Eucaristía y habla con Jesús aunque no creas”; yo respondía: “Pero si no creo, ¿cómo hago para hablar con Él?”. En esos días estaba comenzando la cuaresma y con otros chicos me puse el propósito de levantarme a las dos de la madrugada para rezar. Allí encontré algo que me “impulsaba”, que me sostenía: no me sentí más solo, había Alguien junto a mí que me ayudaba cada día”

18 de julio de 2011.- Juan García es de Madrid, tiene 39 años, no creía en Dios y ha estado sumergido en el mundo de las drogas y viviendo una desenfrenada vida hasta que tuvo un encuentro personal con el Jesucristo en la Comunidad Cenáculo, en la cual no deseaba ingresar. Hoy Juan totalmente recuperado es el responsable de la primera casa de la Comunidad Cenáculo en España, una fraternidad de 12 chicos ubicada en la casa parroquial de San Cristóbal de Fogars de Montclús, en la diócesis de Terrassa, cerca de Barcelona. Juan García nos cuenta su testimonio en un vídeo y escrito en primera persona.

(Juan García / Comunidad Cenáculo) Me llamo Juan y soy español. Mi infancia estuvo marcada por un papá muy exigente, que pretendía mucho de sus hijos. Cuando murió, yo tenía quince años y estaba tan enojado con él y tan herido ¡que casi estaba contento! Hoy lo lamento porque no supe apreciar su amor. Ahora he comprendido que ése era su modo de quererme: insistir en decirme que tenía que estudiar para ser “alguien” en la vida, pero yo desgraciadamente no logré entenderlo ni agradecerlo. Todavía no lo he perdonado plenamente, pero tengo voluntad, sé que me quiso y que se esforzó mucho por la familia, y él también tenía sus dificultades.

El orgullo intelectual, ceguera espiritual

Autor: Raniero Cantalamessa Ofmcap.

Lo escondido a los sabios y revelado a los pequeños:  XIV Domingo del tiempo ordinario

Zacarías 9, 9-10; Romanos 8, 9.11-13; Mateo 11, 25-30

3 de julio de 2011.- El pasaje evangélico de este domingo, una de las páginas más intensas y profundas del Evangelio, se compone de tres partes: una oración ("Te alabo, Padre..."), una declaración sobre él mismo ("Todo me ha sido dado por mi Padre...") y una invitación ("Venid a mí todos los que están afligidos y agobiados..."). Me limitaré a comentar el primer elemento, la oración, pues contiene una revelación de una importancia extraordinaria: "Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, por haber ocultado estas cosas a los sabios y a los prudentes y haberlas revelado a los pequeños. Sí, Padre, porque así lo has querido". 

Interioriza el Evangelio del domingo en vídeo

Danilo Tonin, el camionero de Dios, abandonó todo en 1998 y respondiendo a la llamada del Señor se hizo misionero laico entre los pobres de Benin

* "Mi decisión maduró en el curso de varios años. Comenzó en Lourdes en 1996 durante uno de los viajes que hacía pasando por Lourdes. Fue para mí un llamado de Dios a dedicarme a los pobres y una conversión a vivir el Evangelio más profundamente...Mi «sí» a Dios maduró en el tiempo, con la meditación, el estudio y, sobre todo, la oración " 

* " Mi acción en Benín consiste en amar cada día y en modo concreto a la gente pobre, también a través de la asistencia sanitaria. El objetivo es el de proporcionar una ayuda que les permita, con poco dinero, recibir las visitas médicas, los diagnósticos y, sobre todo, las operaciones sanitarias"

13 de julio de 2011.- Danilo Tonin es un exempresario. En 1998 abandona todo y se convierte en misionero entre los pobres de Benin. Organiza hospitales itinerantes montados en camiones, escuelas agrarias para los campesinos y cursos de formación para los médicos.Y espera la visita del Papa en noviembre.

Camionero para los pobres en nombre del papa Ratzinger. Danilo Tonin, 67 años, exempresario de Padua y, después de la vocación nacida en Lourdes en 1996, misionero laico en Benín, espera en noviembre «como un rayo de luz en medio de tanta miseria» la visita de Benedicto XVI a la «Clinique médica móvil» que lleva el nombre de la primera beata focolarina, Chiara Luce Badano. 

«Nuestro verdadero cielo es Cristo resucitado»

Autor: Raniero Cantalamessa Ofmcap.

«¿Qué hacéis mirando al cielo?»: Domingo de la Ascensión del Señor

Hechos 1, 1-11; Efesios 1, 17-23; Mateo 28, 16-20

5 de junio de 2011.- En la primera lectura, un ángel dice a los discípulos: «Galileos, ¿qué hacéis mirando al cielo? El mismo Jesús que os ha dejado para subir al cielo volverá como le habéis visto marcharse». Es la ocasión para aclararnos las ideas sobre qué entendemos por «cielo». En casi todos los pueblos, por cielo se indica la morada de la divinidad. También la Biblia usa este lenguaje espacial: «Gloria a Dios en lo alto del cielo y paz en la tierra a los hombres».

Interioriza el Evangelio del domingo en vídeo

El cristiano debe ser «otro Cristo» y «otro Paráclito»

Autor: Raniero Cantalamessa Ofmcap.

Ser paráclitos: VI Domingo de Pascua

Hechos 8,5-8.14-17; 1 Pedro 3,15-18; Juan 14, 15-21

28 de mayo de 2011.- En el Evangelio Jesús habla del Espíritu Santo a los discípulos con el término «Paráclito», que significa consolador, o defensor, o las dos cosas a la vez. En el Antiguo Testamento, Dios es el gran consolador de su pueblo. Este «Dios de la consolación» (Rm 15,4) se ha «encarnado» en Jesucristo, quien se define de hecho como el primer consolador o Paráclito (Jn 14,15). El Espíritu Santo, siendo aquel que continúa la obra de Cristo y que lleva a cumplimento las obras comunes de la Trinidad, no podía dejar de definirse, también Él, Consolador, «el Consolador que estará con vosotros para siempre», como le define Jesús. La Iglesia entera, después de la Pascua, tuvo una experiencia viva y fuerte del Espíritu como consolador, defensor, aliado, en las dificultades externas e internas, en las persecuciones, en los procesos, en la vida de cada día. En Hechos de los Apóstoles leemos: «La Iglesia se edificaba y progresaba en el temor del Señor y estaba llena de la consolación (¡paráclesis!) del Espíritu Santo» (9,31)

Interioriza el Evangelio del domingo en vídeo

Padre James Kelly, misionero del Sagrado Corazón: «Recé por ella y dejó la silla de ruedas»

 * «Descubrí que estaba llena de ira contra su marido, que la había engañado con otra mujer tras 15 años de matrimonio. Lo echó de casa, y ella dejó de comer…Cuando la conocí llevaba 5 años en silla de ruedas sin poder caminar…  Se negaba a perdonar, así que le negué la absolución y le dije que no rezaría más por ella si no telefoneaba a su marido…. Ella le llamó, le perdonó, y vi el cambio en su cara. Se reconciliaron y hoy viven juntos»

* El sacerdote ha predicado a miles de miembros de la Renovación Carismática este fin de semana en Madrid, ora por los enfermos y muchos dicen curarse

7 de julio de 2011.- Desde el viernes 1 y hasta el domingo 3 de julio, unos 4.000 miembros de la Renovación Carismática Católica han pasado por el Parque de Atracciones de la Casa de Campo de Madrid, en cuyo auditorio celebran su gran reunión anual. Curas con alzacuellos y frailes jóvenes con hábito se mezclan con chicas en biquini y muchachos descamisados que salen de las atracciones acuáticas. «En el nombre de Jesús, levántate y anda», rezan los carteles que ven miles de visitantes del parque.

En el auditorio suena la música carismática, a veces festiva, otras solemne y hermosa. Los fieles, de todas las edades, cantan, bailan y rezan. Predica el padre James Kelly, misionero del Sagrado Corazón, un irlandés que aprendió español en Madrid hace 30 años y luego fue misionero en Venezuela.

Kiko Argüello dejó la Iglesia y estuvo al borde del suicidio hasta que el Señor se le reveló al gritarle desesperado “¡Ayúdame! ¡No sé quién eres!”

* ”Me fui alejando de la Iglesia hasta dejarla totalmente. Había entrado en una profunda crisis buscando el sentido de mi vida…. Todas las personas de mí alrededor eran personas que iban a misa, pero en definitiva su vida no era profundamente cristiana... No estaba Dios en el centro de mi familia… Una cosa tenía clara: no podía engañarme a mí mismo. No podía ser un cretino, un estúpido: o creía seriamente en Dios o, si no creía, era mejor dejarlo... y así es como lo dejé todo”

* ”Entonces intenté ser coherente con un tipo de existencialismo: con el absurdo total de la existencia humana. Y comencé a sufrir mucho porque ante mí todo el mundo se convertía en ceniza. No tenía interés por nada, ni siquiera por pintar… Había muerto interiormente y sabía que mi fin seguramente sería el suicidio, antes o después. Y, de hecho, estaba literalmente sorprendido de que la gente fuese capaz de vivir cuando yo no era capaz de vivir”

* ”El Señor tuvo piedad de mí, pues tuve una experiencia profunda de encuentro con el Señor que me sobrecogió… Me sentía como agraciado, como uno a quien delante de la muerte, cuando le van a disparar, le dijesen: "Quedas libre, gratuitamente quedas libre" y entonces aún no se lo cree y llora por la sorpresa de que le han liberado. Esto fue para mí pasar de la muerte a ver que Cristo estaba dentro de mí y que alguien dentro de mí me ha dicho que Dios existe…. Fue un toque, un testimonio profundo que me decía no solo que Dios existe, sino que Cristo es Dios”

4 de julio de 2011.- El iniciador del Camino Neocatecumenal, Kiko Argüello -Francisco José Gómez de Argüello es su nombre completo- contó su testimonio de conversión, el 1 de noviembre de 1996 en Asís, en un encuentro ante cientos de jóvenes no pertenecientes al Camino. Reproducimos textualmente su intervención.

Sor Teresita, la monja que más lleva en clausura en el mundo: 84 de sus 103 años

* ”Ingresó en el convento el mismo día que nació Benedicto XVIy será recibida por el Papa en la Jornada Mundial de la Juventud en el mes de agosto

* “El don más grande que he recibido en estos más de 100 años ha sido la oración. Sin ella no se puede sostener uno. Cada día es una opción de oración. Yo no dejo de repetir: “Gracias, perdón, Gracias, perdón”

* ”Merece la pena, no tiene ni punto de comparación darle tu vida a Dios con nada más. Yo soy muy feliz y no envidio nada de fuera. Es una gracia de Dios. La vocación y la perseverancia. Son dos gracias que me ha dado Dios”

2 de julio 2011.- Sor Teresita es la monja de clausura que más tiempo lleva en un monasterio: 84 años. Un verdadero récord Guinness. En la actualidad tiene 103 años y sigue viviendo en su convento de toda la vida: Buenafuente del Sistal (Guadalajara).  Pertenece a la orden del Císter y ha sido durante más de 20 años superiora de su comunidad religiosa. Española nacida en Foronda (Álava), ha participado con otros nueve monjas de clausura en un libro titulado «¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste?» (LibrosLibres), para explicar la riqueza interior y la felicidad que supone la vida contemplativa.

El día que nació Benedicto XVI, Sor Teresita ingresaba en el Convento Cisterciense de Buenafuente. “Me dio miedo entrar. Pero el Señor me ayudó. Yo venía “zote”, no sabía nada de monjas, pero Él y Santa Teresita me ayudaron y entre ellos se las arreglaron para que no me acobardara”. Ofrecemos su testimonio en un reportaje escrito y en vídeo.

André Frossard : “Dios existe. Yo me lo encontré… Habiendo entrado en una capilla en busca de un amigo, salí en compañía de una amistad que no era de la tierra”

 *”Habiendo entrado allí escéptico y ateo de extrema izquierda, y aún más que escéptico y todavía más que ateo, indiferente y ocupado en cosas muy distintas a un Dios que ni siquiera tenía intención de negar -hasta tal punto me parecía pasado, desde hacía mucho tiempo, a la cuenta de pérdidas y ganancias de la inquietud y de la ignorancia humanas-, volví a salir, algunos minutos más tarde, "católico, apostólico, romano", llevado, alzado, recogido y arrollado por la ola de una alegría inagotable”

*”Al entrar tenía veinte años. Al salir, era un niño, listo para el bautismo, y que miraba entorno a sí, con los ojos desorbitados”

*”Me es imposible describir la senda que me ha conducido a la fe, porque me encontraba en cualquier otro camino y pensaba en cualquier otra cosa cuando caí en una especie de emboscada: no cuento cómo he llegado al catolicismo, sino como no iba a él y me lo encontré”

*”Nada me preparaba a lo que me ha sucedido: también la caridad divina tiene sus actos gratuitos”

*” Se creyó oportuno, suponiéndome hechizado, hacerme examinar por un médico amigo, ateo y buen socialista. Después de conversar conmigo sosegadamente y de interrogarme indirectamente, pudo comunicar a mi padre sus conclusiones: era la "gracia", dijo, un efecto de la "gracia" y nada más. No había por qué inquietarse”

25 de junio de 2011.- André Frossard nació en Francia en 1915. Como su padre, Ludovic-Oscar Frossard, fue diputado y ministro durante la III República y primer secretario general del Partido Comunista Francés, Frossard fue educado en un ateísmo total. Encontró la fe a los veinte años en 1935, de un modo sorprendente, en una capilla del Barrio Latino, en la que entró ateo y salió minutos más tarde "católico, apostólico y romano".

  Frossard escribió el libro de su conversión, Dios existe. Yo me lo encontré, que mereció el Gran Premio de la literatura Católica en Francia en 1969, y que se convertiría en un best-seller mundial. En 1985 fue elegido miembro de la Academia y trabajó en la Comisión del Diccionario. Muere en París en 1995 a los 80 años de edad, tras haber sido uno de los intelectuales católicos franceses más influyentes de su país en el pasado siglo.  El ateísmo en André Frossard y su posterior y repentina conversión se entienden un poco más contemplando su propia familia, como nos lo cuenta él mismo. Frossard tuvo una estrecha amistad con Juan Pablo II como lo prueban sus numerosos viajes a Roma. Este es su testimonio.

Rachel Muha: Matan a su hijo, pero ella les perdona, les da un rosario, les enseña a rezarlo y crea una ONG para chicos de la calle

* Ahora combate infatigablemente el crimen con becas y devoción a la Divina Misericordia

* Da mensajes cara a cara a los dos asesinos de su hijo:

   -“Después de esta vida, Nathan, cada uno de nosotros irá al  cielo o al infierno. Mientras estés en la tierra puedes elegir. ¡Elige el cielo, Nathan! Rezo por ti. Dios te bendiga, Nathan"

   -“Terrell tu vida puede ser más vacía, más triste y más solitaria de lo que ha sido, pero no tiene por qué ser así. Depende de ti. Vuélvete hacia Dios, Terrell, y puedes tener una vida feliz, incluso en prisión".

 25 de junio de 2011.- Sonó un teléfono un lunes por la tarde en mayo de 1999. “Señora Muha, soy el detective Lelless de la Policía de Steubenville. Su hijo Brian ha desaparecido", dijo la voz. Brian tenía 18 años, vivía con su amigo Aaron y empezaban a estudiar en la famosa Universidad Franciscana de Steubenville. Era un chico generoso que participaba en varios voluntariados y había rechazado una beca parcial de la Universidad para que beneficiase a gente más necesitada.

"La respuesta cristiana al secularismo"

Autor: Raniero Cantalamessa Ofmcap.

* Segunda predicación de Adviento del Predicador de la Casa Pontificia al Papa Benedicto XVI y a la Curia Romana en la cual habla del ocaso de la eternidad y la nueva evangelización

"OS ANUNCIAMOS LA VIDA ETERNA" (1 JN 1,2)


raniero_cantalamessa_predicando_a_la_cura_romana.jpg17 de diciembre de 2010.-  Los tiempos actuales se caracterizan por la desconfianza e incluso por la burla de la idea de que existe una vida después la muerte, y sin embargo, anunciar esto es precisamente una de las claves de la nueva evangelización. Así lo afirmó el padre Raniero Cantalamessa, predicador de la Casa Pontificia, durante su intervención del pasado viernes 10 de diciembre de 2010 ante el Papa Benedicto XVI y los miembros de la Curia, con motivo del Adviento, en la Capilla Redemptoris Mater.

En esta segunda predicación, el padre Cantalamessa quiso centrarse en el segundo de los tres escollos que, en su opinión, tiene que superar la nueva evangelización de los países de antigua tradición cristiana: el cientificismo, el secularismo y el racionalismo. El secularismo, como actitud contraria a la fe, “es un sinónimo de temporalismo, de reducción de lo real a una única dimensión terrena”. Precisamente la fe cristiana “triunfó sobre la idea pagana de la 'oscuridad después de la muerte'”, con lo que se convirtió en una absoluta novedad. Publicamos el texto integro de la meditación. 


 

La respuesta cristiana al cientificismo ateo

Autor: Raniero Cantalamessa Ofmcap.

* Primera predicación de Adviento del Predicador de la Casa Pontificia al Papa Benedicto XVI y a la Curia Romana

*"CUANDO CONTEMPLO TUS CIELOS, LA LUNA Y LAS ESTRELLAS, ¿QUÉ ES EL HOMBRE?" (Sal 8, 4-5)
7 de diciembre de 2010.-  Frente al cientificismo ateo, que despoja al hombre de toda superioridad sobre el resto draniero_cantalamessa_en_la_primera_predicacin_de_adviento_2.jpge la naturaleza, es necesario restituir al ser humano su noble papel, basado sobre su ser a imagen y semejanza de Dios.
El padre Raniero Cantalamessa, OFM cap, predicador de la Casa Pontificia, lo recordó el viernes, 3 de diciembre de 2010, en su primera predicación de Adviento en la Capilla Redemptoris Mater del Palacio Apostólico Vaticano, en presencia del Papa.

El predicador confesó que el objetivo de sus tres meditaciones de este Adviento “es el de señalar algunos nudos u obstáculos de fondo que hacen a muchos países de antigua tradición cristiana 'refractarios' al mensaje evangélico”, sobre todo “el cientificismo, el secularismo y el racionalismo”. Este viernes comenzó con el examen del cientificismo, que como decía Juan Pablo II se niega a “admitir como válidas formas de conocimiento distintas de las que son propias de las ciencias positivas”.

Cuando un científico ateo dice que Dios no existe, observó el padre Cantalamessa, “juzga un mundo que no conoce, aplica sus leyes a un objeto que está fuera de su alcance. Para ver a Dios es necesario abrir un ojo distinto”. El rechazo del cientificismo, advirtió, “no nos debe naturalmente inducir al rechazo de la ciencia o a la desconfianza hacia ella”. Publicamos integramente el texto de su meditación.
Vídeo-resumen

Si no se carga el vídeo pincha AQUÍ


Reviw on bokmaker Number 1 in uk http://w.artbetting.net/ William Hill
Full Reviw on best bokmaker - Ladbrokes http://l.artbetting.net/ full information

Y además...

 

Copyright © 2013 - Camino Católico
Desarrollado por VE Multimedios

Ranking bookmakers sites
Free Themes | bigtheme.net