Amar significa buscar lo mejor para quien se ama

Publicado en Meditaciones de Rebeca Reynaud.

Autora: Rebeca Reynaud

noviazgo_y_amor_verdadero_1.jpg20 de octubre de 2010.- A veces se piensa que se está perdidamente enamorado, y no siempre es así. Todos tenemos un peligro: buscar el interés personal, por encima de la persona amada.
 
Si sales con alguien piensa que quizás sales con "tu futuro cónyuge", por tanto, eleva el nivel, no te rebajes, ten en alto al otro, conócelo en su modo de ver el mundo y la vida.
 
A los 15 años, una joven echó por la ventana su virginidad porque el novio le pidió una prueba de amor. Ella pensó: "El don de mi cuerpo no importa tanto..., cederé", de allí en adelante se perdieron el respeto. ¿Por qué? Él se llevó consigo algo que no le pertenecía. Aquello creó un círculo vicioso: la mujer quiere amor y, para conseguirlo, le da lo que el novio pide, esto es: sexo; él quiere sexo y para eso le da lo que ella espera: amor, pero amor interesado. El muchacho ama el sexo, no a ella, sino una parte de ella.
 
Sin él te presiona, no es digno de ti.
 
Cuando una chica salta de un chico a otro, y de una cama a otra, busca amor, seguridad, y la encuentra, pero sólo momentáneamente: eso no la hace feliz. ¡Ella está hecha para un amor que dure toda la vida, no sólo un día o un fin de semana!
 
Por robar la pureza de una chica y dejarla vacía, un joven ¿es más hombre? Es un canalla; es de los que dicen: "Yo valoro a una mujer por el grado de deseo que excita en mí". Ese varón sacrifica a la mujer para su "uso".
 
Si amas, buscarás lo mejor para la persona amada. Hay noviazgos que perduran sólo porque hay gratificaciones físicas, ¿qué sucede si decides quitarlas? verás la realidad.
 
Una chica que las quitó, concluía: "Sencillamente él no estaba conmigo, estaba con mi cuerpo".
 
Hay quien grita: "¡Soy libre, son libre!". Dile: "Si eres tan libre ¿por qué estás tan vacío?". Quita el sexo y verás qué base tiene tu amor: ¿buscas a tu amada por lo que es o por lo que te da?
 
La castidad, la abstinencia, entrena para la fidelidad. El 80% de los que han cohabitado antes de casarse terminan en separación, 8 de cada 10.
 
Nunca es tarde para comenzar. Una buena noticia: La virginidad no es letal. La castidad ayuda a diferenciar entre la lujuria y el amor.
 
Ver pornografía lleva 20 segundos, y cuesta 20 años olvidarlo. La pornografía me incapacita para conocer a fondo a una chica, porque pienso sólo en el placer que me puede dar, pero no pienso en ELLA, no pienso en su bonito o mal carácter o en su elegancia interior.
 amor_verdadero_en_el_noviazgo.jpg
Para tener alma limpia hay que tener mente limpia y al revés. Una chica a la que le costaba dejar sus malos hábitos dijo: "Fue el poder de la confesión lo que me hizo limpia". Si decides contar con Dios, tu vida se llena de sentido, sino, caerás de bruces. Pregúntate: ¿Soy una chica para una noche o para toda la vida? Si pienso que soy sólo para una noche, me falta autoestima; si quiero un amor para toda la vida, sé que valgo mucho.

¾ ¿Cómo tener un corazón limpio si he sido un libertino?, preguntaba un deportista famoso.
¾ Cambiando tu modo de pensar de las chicas. Velas como tu esposa futura, como una mujer con dignidad grande.
¾ No hago mal a nadie.
¾ Te haces un mal a ti mismo.
 
La cohabitación antes del matrimonio aumenta el riesgo de ruptura. La pureza une, con ella se tiene un amor sin remordimientos.
 
Hay quien pregunta: "¿Cuál es el límite al que puedes llegar?". Lo que no quieras para tu futura esposa, eso es el límite. Lo que no quieras para tu hija es el límite.

Un estadounidense que trabajaba en la industria de la "educación sexual amplia" y promovía todo tipo de relaciones íntimas, dejo de pensar de esa manera cuando su hija creció. Dijo: "Quiero la pureza para ella, quiero que tenga mirada limpia porque eso la va a hacer más feliz que una vida de descuido y desenfreno sexual". Un hombre que ama a una mujer debe de pensar qué desea para sus hijos e hijas. 

Tomé algunas ideas del vídeo "Amor sin remordimiento: La paz y la alegria de la castidad" / Por Jason Evert y Crystalina Padilla 
 

Las malas palabras calan

Publicado en Meditaciones de Rebeca Reynaud.

Autora: Rebeca Reynaud

23 de julio de 2010.-  El lenguaje tiene muchas dimensiones. Uno se expresa a sí mismo cuando habla. Al hablar se ve qué tipo de persona se es, qué grado de cultura se posee y en qué términos se valora a los demás. El lenguaje crea cultura.
 
malas_palabras_2.pngHoy está de moda decir malas palabras. A veces no hay más razones para explicar el uso de malas palabras que la de "todos hacen lo mismo". No nos damos cuenta de que "la estatura moral de las personas crece o disminuye según las palabras que pronuncian y los mensajes que eligen oír", dice Juan Pablo II. Además, nuestras obras nos siguen y quedan en nuestra alma, moldeándola.
 
Ana Catalina Emmerick escribe: "Todo cuento el hombre piensa, dice y hace tiene alguna vida y continúa viviendo como obra buena o mala. Lo malo hay que remediarlo con la confesión y la penitencia; de otro modo continuarán las consecuencias del pecado sin término" (tomo X, 478, n. 45).
 
El lenguaje es una dimensión natural de toda persona humana. El lenguaje sirve para que el ser humano se apropie de un objeto y del mundo. Para conocer la realidad, el ser humano se sirve de los conceptos, y con ellos posee la realidad.
 
¿Qué es lo más valioso en el mundo? La comunicación humana: Entrar en la intimidad de otro porque el otro lo permite. La persona es un ser dialógico, está diseñada para que hable, para que se comunique.
 
Un estudio del lenguaje nos revela que "las palabras son a menudo en la historia más poderosas que las cosas y los hechos" (M. Heidegger). El lenguaje tiene un poder insospechado para orientar el pensamiento y la conducta de las personas y de los pueblos.
 
Dice la Biblia: "Que no salga de vuestra boca ninguna palabra mala (...) La fornicación, y toda impureza o avaricia ni se nombre entre vosotros, ni palabras torpes ni conversaciones vanas o tonterías, que no convienen" (Efes 4,29 y 5,3-5). También dice: "Desechad todas esas cosas: la ira, la indignación, la malicia, la maledicencia y las palabras deshonestas" (Col 3,8).
 
Lo propio del hombre es ser libre, ser dueño de sí. Es verdad que puede dejarse llevar por los instintos, pero normalmente se gobierna con la inteligencia. Todos los actos libres y todas las palabras pronunciadas dejan huella. Plauto se enojaba por el abuso de la palabra. Escribió: "los que propalan la calumnia y los que la escuchan, todos ellos, si valiera mi opinión, deberían ser colgados: los propaladores, por la lengua, y los oyentes por las orejas" (Pseudolus, I, 5, 12).
 
Puede ser útil ir a la raíz de las palabras. A veces se usan palabras y no se sabe lo que significan. Por ejemplo: La palabra "buey" significa toro castrado, si se consulta el diccionario dice que es una grosería: (gros); "darle en la madre" es darle en lo que más le duele; "¡qué poca...!", si terminan la frase es "qué poca madre", lo que significa que su madre no le educó; la palabra "chido", en caló significa refinado, exótico, elegante. Chido forma parte del habla de las clases marginadas de la sociedad, pero ha ido subiendo a altos estratos. Cuando los jóvenes dice: "Estoy X" lo dicen no pueden identificar lo que les pasa: "perdí autoestima", "estoy frustrado"...
 malas-palabras2.jpg
La pereza, junto con el desorden de las pasiones es la causa de que el mundo sea tan distinto de como debería ser. Y también es la causa de que cada ser humano sea tan distinto del ideal que podría haber sido. El verdadero correctivo de la pereza es el espíritu de servicio: la firme decisión de orientar la propia actividad al servicio de los demás. El mejor servicio que podemos hacer a los demás es el acogerles, el tratarles con cariño, de acuerdo a su dignidad humana.
 
Escribe San Pablo: "No os dejéis seducir: las malas compañías corrompen las buenas costumbres. Despertaos, como es justo, y dejad de pecar" (1 Cor 15,34).
 
Las costumbres de nuestro entorno tienen un impacto enorme sobre nuestra conducta, probablemente mucho mayor del que imaginamos. El llamar a una persona por una mala palabra tiene resonancia en su interior. Con sus actos, la persona se modela a sí misma.
 
Lo que decimos tiene un peso grande. Es diversa la bendición a la maldición. Todo eso repercute en la vida de uno y en la de los demás. Pasarse la vida exigiéndose puede parecer incómodo o cansado pero se trata de un bello modo de vivir. En realidad es el único estilo de vida coherente con la vida misma, que es lucha, esfuerzo por mantenerse. Sin lucha no hay vida, y tampoco libertad.
 
La moral es el arte de vivir como una persona humana. La objeción más grave que se suele hacer a la moral cristiana es que "es de otra época". Es lo que C.S. Lewis llamaba el "prejuicio cronológico". Es como si se consideraran superadas las puestas de sol sólo porque hace varios millones de años que se producen. Es fácil mostrar que la moral cristiana es la más completa que ha existido nunca. Ha dado espléndidos frutos de heroísmo y belleza. Pasar de largo sin probarla sería una locura.
 
No lo olvidemos: el lenguaje cala. Toda palabra tiene un peso: para bien o para mal. Y, si se nos pedirá cuenta de toda palabra inútil, imaginemos qué será si esa palabra no es sólo inútil, sino ofensiva.
 
La fuerza del lenguaje

En el lenguaje está implícita una cosmovisión, una cultura, un modo de entender el mundo. El lenguaje crea cultura.
 
El lenguaje es una dimensión natural de toda persona humana. El lenguaje sirve para que el ser humano se apropie de un objeto y del mundo, por eso hay que defenderlo. Si se emplean palabras con otro significado, se manipula. Para conocer la realidad el ser humano se sirve de los conceptos, y con ellos poseemos la realidad. 
 malas_palabras6.jpg
El lenguaje tiene muchas dimensiones. Uno se expresa a sí mismo cuando habla, aunque no hable de sí. ¿Qué es lo más rico en el mundo? La comunicación humana: Entrar en la intimidad de otro porque el otro lo permite. La persona es un ser dialógico, está diseñada para que hable, para que se comunique.
 
Toda comunicación entre dos personas es bidireccional; el que habla cambia su discurso en función de la persona que escucha. La comunicación gestual también cambia el discurso.
 
El lenguaje tiene mucha fuerza. Ana Catalina Emmerick escribe: "Todo cuanto el hombre piensa, dice y hace tiene alguna vida y continúa viviendo como obra buena o mala. Lo malo hay que remediarlo con la confesión y la penitencia; de otro modo continuarán las consecuencias del pecado sin término" (tomo X, 478, n. 45). 
 
Para muchas ideologías, no interesa que el hombre piense en la libertad -ni siquiera en lo que él entiende por esa palabra- sino que ésta se convierte en un término operacional para poder manejarla demagógicamente en cualquier contexto.
 
Ciertas palabras han adquirido así un carácter proteico[1] y anónimo, y son utilizadas por todos, aunque cada uno esté hablando de realidades diferentes. De ahí que hoy se llegue a aberraciones nominales y conceptuales de grueso calibre[2].
 
Tenía razón Ortega y Gasset al advertir: "¡Cuidado con los términos, que son los déspotas más duros que la Humanidad padece!". Un estudio, por somero que sea, del lenguaje nos revela que "las palabras son a menudo en la historia más poderosas que las cosas y los hechos" (M. Heidegger[3]). El lenguaje tiene un poder insospechado para orientar el pensamiento y la conducta de las personas y de los pueblos.
 
Un especialista en revoluciones y conquistas del poder, José Stalin, afirmó lo siguiente: "De todos los monopolios de que disfruta el estado, ninguno será tan crucial como su monopolio sobre la definición de las palabras. El arma esencial para el control político será el diccionario". ". Nada más cierto, dice Alfonso López Quintas, a condición de que veamos los términos dentro del marco dinámico de los esquemas, que son el contexto en el que juegan su papel expresivo.



[1] Que cambia de formas o ideas.

[2] Fr. Carlos Llano, Las formas actuales de la libertad, Trillas, México, p. 31.

[3] Cfr. Nietzsche I, Neske, Pfullingen 1961, p. 400, citado en A. López Quintas, El secreto de una vida lograda, Palabra, Madrid 2003, 26.
                                             

Reviw on bokmaker Number 1 in uk http://w.artbetting.net/ William Hill
Full Reviw on best bokmaker - Ladbrokes http://l.artbetting.net/ full information

Y además...

 

Copyright © 2013 - Camino Católico
Desarrollado por VE Multimedios

Ranking bookmakers sites
Free Themes | bigtheme.net